Tendencias en el mercado laboral tecnológico para 2022

Estuve reunido con directivos de una empresa TIC que tiene aproximadamente 6.000 profesionales. Estima que desde el comienzo de la pandemia ha perdido casi 1.200 colaboradores. Es la tercera vez que escucho casos similares. Las tendencias sobre los cambios en el mercado laboral tecnológico son evidentes: crecimiento de los freelancers, fuerte orientación hacia Estados Unidos, alta rotación, déficit de capital humano cada vez más difícil de gestionar.


La transformación digital es una de las herramientas que tiene la economía global para sostener la tasa de ganancia y superar las limitaciones de la globalización. Si durante la globalización las grandes empresas buscaron en China, India, y Brasil, mejores costos de producción. En la transformación digital son esas mismas empresas los que atraen los mejores recursos globales. Esos recursos son los que aseguran la robotización de la industria, la automatización de la logística, la virtualización del comercio y el teletrabajo. Son los que reconfiguran la industria hotelera y turística, inmobiliaria. En la película American Factory se dice claramente “los robots no se sindicalizan ni enferman. Trabajan 7×24 y no piden vacaciones”.

La transformación digital es una tendencia tan poderosa como fue en su momento la globalización. Promueve una concentración muy grande del sector TIC en pocas empresas. Todas ellas requieren muchísimos especialistas informáticos. La paradoja es que parte de esos recursos están automatizando y robotizando también su propio trabajo: la generación automática de código (programación) y de aplicaciones no-code (son aplicaciones que generan aplicaciones sin necesidad de programar). OpenAI con GPT3 son un ejemplo claro de generación automática de código. También en el mercado tecnológico se producirá una reconfiguración del mercado laboral.


La concentración económica en el sector TIC preocupa a todos los niveles: desde el Congreso de Estados unidos hasta las pymes de los países periféricos. Estas amenazas obligan a encontrar nuevas oportunidades.


La tecnología habilita la segmentación de las cadenas de valor y abre oportunidades para redes de pequeñas empresas que entienden que las reglas de negocios empiezan a cambiar. Actitudes como la colaboración y la integración favorecen la creación de riqueza mucho más que el concepto “soy un genio y lo que aprendí no lo comparto” muy característico en tecnología. Compartir conocimientos ayuda más que ocultar know-how, porque en la velocidad del cambio está la oportunidad para reubicarse en nuevas cadenas de valor.


Por eso estamos desarrollando proyectos que implican compartir experiencias y conocimientos para identificar y formar nuevos talentos, replicando casos de éxitos pasados. Aportando al mercado una cantidad importante de nuevos técnicos. Son proyectos más eficientes y masivos que las clásicas capacitaciones.


Al mismo tiempo hemos generado redes de empresas, que resultan muy efectivas para neutralizar el déficit de capital humano. Aportando una red de colaboradores de diferentes especialidades para cubrir los picos de demanda de proyectos en España.


Finalmente hemos desarrollados soluciones WIKI de rápida implementación sin requerimientos de personal técnico que se ponen en marcha en los tiempos que necesitan las empresas y cubren diversas expectativas de los usuarios.


Si tu empresa tiene déficit de recursos tecnológicos, no tenemos la solución mágica pero sí las estrategias para pasar a la acción con soluciones ágiles.


Autor: Daniel Lempert

Conoce nuestro servicio White Label para empresas de tecnología

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin